Una escuela con rueditas

“Nos levantamos y nos fuimos alejando, pasito a pasito, y en eso me di cuenta de que Helena llevaba un hilo en la mano y atada al hilo viajaba la casa, que con nosotros se iba, siguiéndonos. Ella le había puesto rueditas”


Estas palabras del libro “Los sueños de Helena” de Eduardo Galeano, abrieron la reunión con las familias de quinto grado de nuestro nivel primario. Uno de seis encuentros en los cuales transmitimos información importante a los padres de cada grado en vistas al fin de ciclo lectivo 2020. Y, sobre todo, pudimos intercambiar sensaciones y vivencias de este trayecto escolar tan particular. Todos, padres, docentes y equipo directivo, valoramos el esfuerzo compartido, el trabajo en equipo y el compromiso de niños y adultos para que este año, aunque diferente a cualquier otro que recordemos, tenga sentido y haya constituido un año de aprendizajes.


Cada reunión terminó con una invitación a dejar plasmadas en una “nube de palabras”, aquellas que simbolizan este periodo. Las más recurrentes fueron: trabajo en equipo, compromiso, autonomía, flexibilidad, agradecimiento, adaptación, paciencia y amor. No faltó un reconocimiento especial al gran trabajo realizado por cada una/o de nuestros pequeños de primero a sexto grado. Ellos llevaron atada con un hilo la escuela a casa y no la soltaron; supieron encontrar la manera de sostenerla, aprovecharla y alimentarla junto a sus familias como cada año. ¡Kol Hakavod!