Jag Sucot Sameaj

“La Sucá es el símbolo emblemático de esta festividad, a través de la cual se deslizan numerosos y valiosos significados. Simboliza al Éxodo mismo. Constituye una especie de Hogar Portátil, que remenda las tiendas en las que moraron nuestros antepasados durante los 40 años que los llevaron a la libertad.

Evoca la renuncia a la seguridad que proporcionan las gruesas paredes que sabemos construirnos para aventurarnos a un medio hostil, bajo la protección Divina. D´s está en todas partes, dondequiera que estemos. La mitzvá de morar en la Sucá por una semana constituye la re-creación de ese acto originario de confianza en D´s y de fe.” (Polifonías para Sucot. Judith Berinstein)

En esta oportunidad los valores que subyacen al Jag cobran una nueva importancia cuando nos enfrentamos día a día a la fragilidad de la existencia humana y a los desafíos que implica la convivencia.

En el Gan nos focalizamos en la historia de Bnei Israel al salir de Mitzraim, Egipto, porque los relatos construyen una mirada sobre lo que somos y lo que nos pasa. Trabajamos en la construcción de sucot, para asumir que además de la protección Divina, cada cual debe construirse su propia protección. Y les contamos a los chicos sobre los Arbaat ha’minim, las cuatro especies, porque en tiempos de perplejidad lo diverso nos alimenta, nos constituye, nos confronta con nuestra necesidad de ser con otros.

Así conocen un pedacito de la historia de nuestro pueblo, nuestros Talmidim de las kitot de 3 años.

https://drive.google.com/file/d/1NEIg68AW4jrniFpsWpuMaXXltnPBFBAP/view