Muros que nos hablan y nos hacen sentir cerca.

Cuando pensamos en una pared la asociamos a un límite que separa y divide, sin embargo, en esta época de distanciamientos y virtualidades no todo es lo que solía ser y hay muros que nos unen y nos hacen sentir más cerca. Este fue el caso de dos “paredes construidas” por los más pequeños de nuestra escuela primaria. En kitá Alef cumplieron con la maravillosa costumbre de enviarse deseos de un año 5781 dulce como la miel a través de coloridos “Cartisei Brajá” que cada uno diseño en su casa y compartió con su kitá para que todos pudieran ver y responder. Aquí les dejamos el link para que los vean. ¡No se los pierdan!

https://padlet.com/lucicastroff/o4ftiptzk3en1qm4

En kitá Bet, luego de reflexionar sobre el cuento “Perdón de corazón”, entendieron que cuando nos arrepentimos y queremos ser disculpados, aunque pidamos perdón con palabras que salen de la boca debemos hacerlo y sentirlo con todo nuestro corazón. Por eso los chicos/as pensaron mucho y luego dibujaron y crearon corazones que pedían disculpas de distintas maneras y por diferentes motivos. Vale la pena “pegarles una ojeada”:

https://padlet.com/florenciabosack/vhkft5ockhrtkr26

Y si se quedaron con ganas de leer el cuento, también lo compartimos con Uds. para que se inspiren, aunque terminamos los Iamim Noraim siempre hay tiempo de decir “Slijá”:

https://drive.google.com/file/d/1jRFjilLFIfFZFJT-aRJd64CNJlZqt6vF/view