Un encuentro anhelado y especial

Cada mañana en la escuela primaria, cuando nos encontramos para izar las banderas durante el mes de Elul, escuchamos el sonido del Shofar; sonido ancestral que nos convoca al cambio y al progreso para el año que está por comenzar. En ocasiones nos acompañan nuestros rabinos y hacen sonar con fuerza esta costumbre. Pero, aunque ellos no puedan asistir, siempre están dispuestos nuestros estudiantes de todos los grados para pasar al frente y deleitarnos con sus ensayos de tekiá, shebarim y truá.

Este año que transitamos, ciertamente especial, decidimos que era un momento que no queríamos perder. Entonces, convocamos al encuentro. Fue el pasado jueves 3 de septiembre, por plataforma virtual, por supuesto. Allí estábamos: docentes, estudiantes, familias y directivos; todos emocionados y felices de volver a vernos y fortalecer nuestro vínculo escolar y comunitario. Escuchamos el shofar, disfrutamos de una hermosa canción interpretada por la shlijá y comenzamos a palpitar la cercanía del 5781, que seguramente nos permitirá fundirnos en un anhelado abrazo.