Primeros días de clase y primera fiesta del año en el Gan

Purim se asomó a la cotidianeidad del Gan sin pedir permiso... Y nos encontramos celebrando con grandes comilonas, disfraces, música y regalos. Porque el Gan es, justamente, el espacio educativo en el que se ponen a jugar tradiciones y relatos que le dan fuerza a nuestra identidad. Y porque este primer tiempo de encuentros y conocimientos permite comenzar a sentirse parte de una historia compartida.