Ese lugar donde cada viernes es una fiesta

A nuestro querido Gan llegó una carta de una mamá y nos conmovió. Las palabras son de Natalia Pekerman, y las queremos difundir porque muestra la esencia de nuestra institución educativa.


“Toto o Tomato para los amigos, "El" Tomi para nosotros, ayer terminó el jardín, su querido Gan. Ese lugar donde Silvi, Tati, Kari, Vale, Tami, Flor, Vane y Ari hicieron, con pasión e ingenio, que cada día sea una nueva puerta al mundo por abrir. Ese lugar donde un patio devenido en estadio fue testigo de los partidos de fútbol más apasionantes, como si cada uno se tratara de una final Mundial. Ese lugar donde cada viernes fue una fiesta. Hacer shabat era el momento más esperado y quien llevaba la jalá se sentía muy honrado. Ese lugar donde cada paseo fue vivido con intensidad y el viaje en colectivo era parte de la aventura. Intensidad que también tuvimos los padres, que no parábamos de preguntar "¿Alguien sabe algo de los chicos?". Ese lugar donde hizo sus primeros amigos y que hoy son sus AMIGOS. Así, con mayúscula. Porque así lo siente cuando los nombra, cuando cuenta alguna anécdota o cuando organiza alguna juntada. Ese lugar que lo acompañó desde los 2 años, que compartió con su hermana y que también fue mi Gan, ahora lo abraza y le dice "Ale, ale, la vida acaba de empezar".