Una noche inolvidable

El jueves pasado concretamos una experiencia que nuestros pequeños esperan durante todo el año: quedarse por una noche en el Jardín, actividad que marca un hito en su vida escolar, ya que comienza la cuenta regresiva que los aproxima a una nueva etapa.


Noche de cuentos, de monstruos divertidos, de películas y juegos, de pizzas y confidencias, de atrapasueños y de mimos, hasta que finalmente el cansancio los venció con una expresión de disfrute por haber atravesado una jornada inolvidable.