El aprendizaje a través del trabajo con el propio cuerpo…

En esta segunda etapa de trabajo con el Lenguaje corporal, los chicos de kitot de 2 y 3 años transitaron por la secuencia didáctica “Los de afuera son de palo”. Propusimos a los niños intervenir con su imaginación el espacio y los objetos armando diversos escenarios. Favorecemos el juego pre simbólico, o juegos de aseguración profunda, necesarios para la construcción del pensamiento y la subjetividad.


Una tela fue mar y una pelota fue un pez; en esa playa aprendimos lo lleno y lo vacío; reunimos y separamos mercadería en el shuk; escondites de colchoneta abrigaron gigantes y señoras elegantes; construimos y destruimos Torres de Babel, de vellón y de papel.


Crecer significa ser uno mismo, aprender a separarse, avanzar hacia la incertidumbre de lo desconocido, establecer distancias entre el yo y los demás. Por eso, la calidad y el cuidado con que se realicen estas experiencias van a servir para favorecer y ayudar a las separaciones que se van produciendo a lo largo de la vida.


Auvouturier los llama juegos simbólicos de aseguración profunda, instancias donde se conquista la identidad y se produce la individualización en símbolos. Los juegos de aseguración profunda están relacionados con el deseo de separarse y de ser uno mismo, de superar y apartar los obstáculos que impiden cumplir con los objetivos. Nos ayudan a afianzar nuestra identidad y capacidad de decidir y elegir.