Tres estudiantes estuvieron en Cosquín, en la Maratón de Matemática

Las Olimpíadas Matemáticas son una experiencia con distintas instancias evaluativas. Los participantes que alcanzan el puntaje establecido, pasan de ronda. Y se divide en cuatro certámenes: el intercolegial, el zonal, el regional y el nacional.



Los chicos y chicas que aprueban el zonal quedan habilitados a participar de un viaje. Por eso, un grupo de tres estudiantes se embarcaron hacia Cosquín. Por supuesto que además ya están clasificados para participar en el certamen regional, que se disputa el jueves 12.


“Es como una final. Es más que una competencia, porque en este caso de dos noches y tres días, hay instancias de entrenamiento y ejercitación”, detalló nuestro profesor Quimey.


Del colegio viajaron dos chicos del primer nivel (segundo y tercer año) y uno del tercer nivel (sexto año). El primer día, separados por niveles, participaron de una actividad organizada por los ex olímpicos.


“Son alumnos que participaron de distintas olimpiadas y que siguen en contacto con el espacio, pero ya superan la edad de participación. Repartieron un apunte con la explicación de un tema, resolvieron problemas en la pizarra y daban un tiempo para solución y consultas”, contó Quimey.


El segundo día fue el examen, de 9 a 12 hs. “Son tres problemas a resolver. Se aplicaba aquello que se vio en el entrenamiento. El viernes fue la premiación”, explicó el profe.


El jueves por la tarde, después del examen y antes de la premiación, los chicos se involucraron en un momento de juegos. “Fue un momento muy esperado por todos. Los chicos que ya habían participado conocían la existencia de esta instancia. Son juegos que tienen que ver con las matemáticas, pero muy recreativos”, expresó Quimey.


Hay un sentido de pertenencia fuerte con las Olimpiadas Matemáticas. Los chicos de nuestra escuela, se sienten emparentados con estos eventos. Son viajes que fomentan el vínculo con otras personas con iguales intereses.


“Es valioso porque además de los aprendizajes matemáticos hay un montón de cosas que se ponen en juego. Los chicos volvieron muy contentos y quedaron ansiosos para volver el siguiente año”, comentó el profesor.