Ambientación luego del receso de invierno en salas de un año

Poniéndonos en marcha luego del receso invernal, nos planteamos un nuevo desafío en las salas de un año, con el propósito de afianzar los vínculos afectivos entre pares y docentes, participar de actividades y tareas compartidas, adquirir mayor autonomía en la exploración, el juego y el cuidado del propio cuerpo, entre otros.


En esta oportunidad estamos ofreciéndoles a los niños una secuencia didáctica de variadas situaciones de juego (algunos tradicionales, otros de expresión corporal y otros relacionados a la educación física); estos juegos tienen en común que son grupales, las consignas son breves, claras y los espacios de juego están bien determinados.


Abordamos el juego en esta propuesta como un bien cultural y por lo tanto un componente esencial de la educación maternal, habilitando espacios desafiantes, de exploración del entorno y de las propias capacidades, en la interacción y en el encuentro con otros.

Llevamos a cabo juegos en rondas, de persecución, de imitación, para escondernos, con canciones para cantar, bailar.


Bienvenidos a esta segunda etapa escolar en salas de uno.