Quinto grado hace inglés

En un proyecto que se llama Community Helpers, los chicos de quinto grado pudieron investigar, conocer y comunicar en inglés una realidad social diferente. Este programa particular busca desarrollar las capacidades esenciales del idioma inglés y apunta a conectar a los estudiantes con múltiples situaciones y realidades para que se produzca un conocimiento práctico y un interés humanitario.


“Pudieron valorar el trabajo comunitario que hacen organizaciones sin fines de lucro a nivel nacional e internacional”, explicó la coordinadora del British School, Gabriela Zurlo.


Las organizaciones que los chicos estudiaron en las clases de inglés fueron Techo, Médicos Sin Frontera, Das y Fundación Ruta 40. “El trabajo llevó más de un mes y los chicos pudieron disfrutarlo enormemente. Al final de todo el proceso pudimos ver grandes resultados”, sostuvieron desde el British.


De esta manera, la escuela promueve la práctica y el aprendizaje de un idioma extranjero como es el inglés y relacionarlo con fines sociales positivos. Además, constituye una experiencia atractiva para los niños en formación.