Jugando en las salas de Tres

Bajo el proyecto "Aprendiendo a jugar" nos proponemos dar valor al lugar del juego en la vida de los niños ¿Sabían que el juego es de gran ayuda?



En la kitá lo aplicamos para practicar habilidades e incorporar aprendizajes.

Nos ayuda para conocer, comprender, y apropiarse del mundo que rodea a los niños. A comunicarse, imaginar y desarrollar seguridad en sí mismos y para empezar a respetar las normas, los turnos e interactuar con los pares.


Hemos disfrutado de distintos juegos colectivos, como Rondas, Las escondidas, El gallito ciego, El huevo podrido, El juego de las sillas, juegos de Palmas… y también hacemos lugar para aquellos que ellos mismos nos propusieron y quisieron compartir.