Sexto grado trabaja para mejorar la convivencia entre pares

Durante el mes de mayo, los alumnos de sexto grado hablaron sobre la convivencia y sus experiencias en el colegio y la comunidad. Luego de un mes y medio de trabajo, debatieron sobre la importancia del respeto, la convivencia y las buenas prácticas en los grupos.

“A partir de los video minutos que produjeron el año pasado, los chicos contaron en qué se basaron en cada realización. Todos los grupos explicaron la temática que abordaba cada corto”, explicó la docente a cargo.

Finalizada esta primera etapa, emprendieron la consigna de escribir una noticia sobre la inexistencia del acoso escolar para un diario imaginario: “La idea fue pensar un futuro sin problemas de convivencia, con la superación de temáticas como bullying”, agregó la morá.

Cada grupo va a retomar a fin de año la crónica inventada para revisar si el potencial escenario se pudo lograr en las aulas.


Luego “nos trasladamos al salón y los alumnos formaron con sus cuerpos la frase ‘No Al Bullyng’, promoviendo además el contacto físico, que es otro de los objetivos que tenemos”, relató la morá.

La experiencia se enmarca en el proyecto de convivencia Haajer Hu Ani (El otro soy yo); una apuesta pedagógica que pone en valor el reconocimiento y el respeto de las diferencias, el saneamiento de los vínculos entre los alumnos y la movilidad dentro de los grupos. “Durante el mes y medio, los alumnos tomaron conciencia sobre el acoso escolar como una problemática cercana, que hay que atender”, desarrolló la maestra.


El ejercicio tiene como objetivo que los integrantes de los grupos identifiquen los problemas de convivencia y discriminación, con el foco puesto en atender las conductas propias. “Mediante el trabajo se crearon vínculos positivos y los chicos se hicieron cargo de armar la palabra final, por ejemplo. Es un buen signo, porque pudimos hablar sobre el modo de tratarnos y de relacionarnos”, concluyó la docente.