Nuestra escuela se vistió de fiesta para Purim

El pasado jueves 21 de marzo los tres niveles de nuestra escuela celebraron la tradicional festividad de Purim. Música, bailes, disfraces, comidas, tzedaká y sobre todo mucha alegría fueron las marcas distintivas de esta verdadera conmemoración de nuestra permanencia como pueblo a lo largo de años, décadas, siglos y milenios.


En el Gan hubo un desfile de disfraces a todo color, acompañado por rikudim, música estruendosa y un apetitoso banquete. Las familias de nuestros pequeños se sumaron al festejo, colaborando al enviar una caja de leche para donar al Comedor La Botellita (apadrinado por nuestra institución), cumpliendo así con una de las mitzvot relacionada con esta festividad: Matanot Laevionim.


La primaria también engalanó sus aulas y pasillos con los llamativos disfraces de todos los talmidim. Los propios niños cocinaron los infaltables Oznei Haman, que compartieron con sus compañeros de toda la escuela, cumpliendo la mitzvá de Mishloaj Manot. El broche de oro de la fiesta lo aportaron los morim con una muy aplaudida representación de la historia de Purim, en la cual no faltaron los principales personajes de la Meguilá de Ester.

Los alumnos de la secundaria, por su parte, también concurrieron a la escuela ataviados con llamativos disfraces, compartiendo con sus morim momentos de alegría, a través de cantos, música y baile. Nuestro rab Gabi Pristzker, junto con el moré Guily Seiferheld, realizaron –para todos los talmidim de la secundaria- lo que dieron en llamar la “lectura didáctica-pedagógica de la Meguilat Ester”, explicando el porqué de las tradiciones de este Jag, particularmente las 4 mitzvot que se deben cumplir.

En síntesis, la celebración de Purim en la escuela resultó una inolvidable jornada en la que, jóvenes y adultos en comunión, vivenciamos una de las más significativas y hermosas costumbres y tradiciones de nuestro pueblo.