Entrevista al moré Guily

Es el director del área judaica de todos los niveles de nuestra escuela israelita, y también el vicedirector de la secundaria. Se trata del profesor Guily Seiferheld, más conocido como el muy querido moré Guily. Recién iniciado el ciclo lectivo 2019, nos comenta acerca de enfoques y proyectos del área que da sentido a nuestra institución: los Estudios Judaicos.


-Moré Guily, ¿Por qué es importante que nuestros alumnos aprendan Ivrit?


-Obviamente la razón principal es lo identitario, el hebreo es un ingrediente fundamental de la construcción de identidad, por ser la lengua de nuestro pueblo, a partir de la cual surgió y nos conecta con las fuentes ancestrales: tanaj, talmud, mishná y otras. Además, el Ivrit nos vincula con el Israel moderno, pluricultural, multidimensional, variado, de innovación tecnológica en la que funciona como una lengua dinámica y viva. También el Ivrit nos permite relacionarnos con otras comunidades diaspóricas que tienen el mismo ideario y otorga posibilidades académicas para el futuro de nuestros alumnos, en países de la diáspora y en Israel. Como extra, puedo mencionar que hay estudios científicos muy serios que apoyan la idea de que el aprendizaje de un idioma extranjero – en nuestro caso que además tiene otro alfabeto y otro sentido en la lectura y escritura- colabora intensamente con el desarrollo de la flexibilidad cerebral.


-En forma sintética, ¿podrías describirnos cómo se estructura la enseñanza del área judaica en la escuela?


En cuanto a la enseñanza del Ivrit, comienza en el Gan, a partir de un enfoque comunicativo y lúdico con dos encuentros semanales. En el primario, se destinan primero y segundo grado para la alfabetización y lectoescritura, también desde un enfoque comunicativo y lúdico, recuperando lo abordado en el Gan. De tercero a quinto grado se trabaja con Javerim Beivrit, un programa muy interesante de aprendizaje de la lengua hebrea para alumnos de la diáspora. Luego, desde sexto grado de la primaria a sexto año de la secundaria se utiliza el Bishvil Haivrit, un programa también para estudiantes de la diáspora, con un enfoque fuertemente comunicativo, del que ya estamos notando los frutos pues los chicos se animan a comunicarse en hebreo, en la escuela y fuera de ella, por ejemplo en los viajes a Israel. Este programa rescata el lenguaje de las fuentes y las vidas de los adolescentes actuales en Israel, por lo que resulta muy atractivo y aceptado para nuestros talmidim.

En cuanto a la enseñanza de la Torá y la historia del pueblo judío, también se trabaja articuladamente comenzando por el Gan, nivel en el cual lo judaico es transversal a todos los espacios curriculares. En el primer ciclo de la primaria se realiza un acercamiento al mundo y texto bíblico a partir de los Jaguim, para iniciar a partir de cuarto grado la lectura del Tanaj. En el secundario se profundiza la lectura e interpretación de fuentes y los hitos históricos, arribando a los sucesos contemporáneos de la historia del pueblo judío hasta la actualidad, abordando temáticas como la inmigración, las aliot, el antisemitismo en Argentina, etcétera.

Quiero acotar que para lograr estos objetivos contamos con un plantel docente altamente eficiente y formado mediante acciones de capacitación y profesionalización continua.


-Contanos, por favor, acerca de los principales proyectos del área judaica para este año 2019.


Son muchos, solamente haré un punteo de los más relevantes y/o que involucran salidas:

Inicial: Proyecto de Tzedaká y La Torá de Bolsillo (todas las kitot).

Primaria: Jidón Keren Hayesod (6to grado) en CABA; DeporLev (5to grado) en CABA; Embanderados (4to grado): Jura de bandera e intercambio con la Comunidad Judía de Rosario; Viaje de estudios final (6to grado): Colonias Judías de Entre Ríos o Comunidad Judía de Mendoza.

Secundaria: Memoria por la justicia (4to año) en CABA; Jail (fin de 4to año) en Israel;

Jornada de Shoá (6to año), como extensión para alumnos de otras escuelas de la ciudad de Córdoba; Viaje a Moises Ville (6to año), de estudio de la inmigración judía en la Argentina; Iom Jesed. Día de la buena acción. Se reeditará este año en toda la secundaria; Pilpul. Concurso de dilemas éticos en el judaísmo (3er año interno, 4to y 5to en CABA).


-Muchas gracias moré Guily y Kol Hakavod por el gran proyecto del Área Judaica de nuestra escuela.