La kitá de cinco, de campamento

Los chicos de la kitá de cinco, como proyecto de cierre de año y despedida del Gan participaron, junto a sus morot, del Majané 2018.

Dispuestos en varias patrullas, las actividades comenzaron con las últimas luces del día, con muy entretenidos juegos que incluyeron una búsqueda del tesoro. A continuación sobrevino la cena, con copiosas pizzas a la parrilla y sabrosos helados. Ya entrada la noche y con la oscuridad como reina, llegó el momento de los juegos con linternas, para dar paso a un movido “boliche”, que incluyó –además de la estruendosa música- llamativos juegos de luces.


La hora del descanso se acercaba, y el sueño arribó luego de un espacio de intrigantes narraciones a cargo de las morot. Los niños durmieron dentro de carpas acondicionadas en el salón principal, dispuestos en grupos elegidos por ellos mismos.

El Sol matinal los recibió con un rico desayuno, el festejo del cumpleaños de un compañerito, el presente de las morot y la alegría por los inolvidables momentos compartidos durante este majané y toda la escolaridad inicial, que a partir del próximo año se convertirá en un imborrable recuerdo de cada una de las vidas de nuestros queridos egresados del Gan.