La kitá de cinco visitó el jardín Botánico


Continuando con la “onda verde” en el Gan, los chicos de la kitá de cinco años visitaron el Jardín Botánico de la ciudad de Córdoba, en el marco de un proyecto integrado entre las áreas de Plástica y de Educación Física.



Sobre el paseo, nos comenta la morá Sol: “Diez mil tonos de verde pintaron esa mañana. Nos recibieron un aromo, veintitrés tortugas, una cuevita de palmeras y la laguna llena de peces. Las plantas nos regalaron colores, perfumes y mariposas. ¡La primavera a pleno nos abrazó!”


No menos poéticos resultaron los comentarios de los asombrados niños: “¡Qué lentas son las tortugas, una cosa es saberlo porque te lo contaron y otra cosa es tomarse tres minutos para zambullirse en el agua”; “¡Flores como plumeros rojos!”; “¡Flores como dardos rojos!”


Entre otras curiosidades y excentricidades del Botánico, los talmidim y sus morim Sol y Juan pudieron observar: una pared pintada de verde, aunque no con pintura, ¡con hojas!; cactus muy bien “peinados”; árboles de verdad y estructuras de árboles fabricadas con botellas; flores esperando abejas y mariposas; tortugas haciendo fila y esperando el solcito; un señor llamado Rodrigo que cortaba el pasto y dos pájaros verdes cantando.


De esta manera, el Gan inició una semana con proyectos muy enfocados hacia la naturaleza y su cuidado.