La kitá de tres fabrica juguetes (reciclados)

En nuestro Gan Iersuhalaim se enseña a proteger el ambiente, y una de las acciones más importantes del cuidado del espacio que compartimos es el reciclado y la reutilización de objetos usados, que a priori nos parece que ya no sirven. Por ello, las morot de la sala de tres años están desarrollando un proyecto de reciclado y reutilización de materiales de descarte.



Al respecto, nos comenta la morá Moni: “La idea es enseñarle a los chicos qué podemos hacer con materiales que habitualmente tiramos a la basura. Comenzamos observando lo que se descarta en las meriendas y cómo podíamos separar y reutilizar esos materiales. Luego hicimos exploraciones en los alrededores del jardín y los niños propusieron diferentes criterios para clasificar esos desechos. Así, surgieron las categorías ‘cosas que se pudren’ y ‘cosas que no se pudren’.”

Algunos de los objetos que no se descomponen fueron trasladados por los pequeños al “rincón de la casita”, mientras que con los otros materiales y con la inestimable ayuda de los papás, se construyeron divertidos juegos y juguetes, como puede observarse en las imágenes que acompañan esta nota.