Cuarto grado prometió la bandera en Rosario

“Salve, Argentina, bandera azul y blanca, jirón del cielo en donde impera el Sol”. Así comienza la clásica canción “Saludo a la Bandera”, de Leopoldo Corretjer. Y para realizar la tradicional promesa a la enseña patria, los alumnos de cuarto grado y sus morim, viajaron a la ciudad de Rosario. En esa localidad, cuna de la bandera nacional, nuestros chicos se encontraron con compañeros de otras diez escuelas de la Red Escolar Judía, de las provincias de Santa Fe, Buenos Aires, Mendoza y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ya en la provincia de Santa Fe, se dirigieron a la ciudad de San Lorenzo, en la que visitaron el Museo Histórico Sanmartiniano –recordando la batalla cuyo nombre debe a esa localidad- y el Museo Histórico Carlos Borromeo, también conocido como Museo del Convento de San Lorenzo.


En la ciudad de Rosario se alojaron en las instalaciones de la comunidad USAR (Unión Sionista Argentina de Rosario), de la que reconocieron –junto a los casi 500 niños de cuarto grado de las escuelas judías participantes- el Club, el Templo y la escuela Jaim Najmam Bialik, realizando en cada una diferentes actividades. También concurrieron a la muestra interactiva “Isla de los Inventos”, en la que se sorprendieron, aprendieron y se divirtieron jugando.


La promesa a la bandera fue realizada en los salones interiores del Monumento Nacional a la Bandera, el marco de una vibrante ceremonia, con la presencia de la intendenta de la ciudad, Mónica Fein.

El final del viaje aconteció a pura emoción por la despedida de los nuevos amigos de otras escuelas y la convicción, como enuncia la canción mencionada, que “ Yo te saludo, bandera de mi patria, sublime enseña de libertad y honor, jurando amarte como así defenderte, mientras palpite mi fiel corazón”.