Los tesoros de la sala de uno

La kitá de uno de nuestro Gan Ierushalaim se apresta a reconocer los materiales que nos brinda la muy generosa naturaleza. A tales fines, las morot de la sala han planificado y están llevado a cabo un proyecto llamado “La canasta de tesoros de la naturaleza”.

Al respecto, nos comenta la morá Jime: “Pretendemos que los niños tengan un primer acercamiento a objetos de origen natural, explorando sus características empleando sus sentidos. Para ello, hemos traído materiales naturales, resistentes y no tóxicos como semillas, frutos, caracoles, maderas, hojas y otros. Los niños exploraron y observaron tocando, mirando, oliendo, sus colores, texturas, formas, olores y demás particularidades de cada material. Además, pudieron clasificarlos ubicándolos en diferentes recipientes”.


En definitiva, y como es habitual en el Gan, una manera divertida y creativa de acercar a los más chiquitos de la escuela al conocimiento del vasto mundo de la naturaleza y sus componentes.