Toda la escuela festejó Iom Haatzmaut

Como no podía resultar de otra manera, todos los niveles educativos de nuestra escuela se vistieron de azul y blanco para festejar el 70º aniversario de la creación de nuestra Mediná, el Estado de Israel. La jornada del viernes 20 de abril permanecerá como un hito imborrable en la historia de nuestra institución, por la magnitud de la celebración y –sobre todo- por los intensos momentos de emoción y alegría compartidos entre talmidim y morim.


La primaria comenzó la celebración con una muy aplaudida representación del momento de la Declaración de la Independencia del Estado de Israel, en aquel no tan lejano 1948. A continuación y bajo la conducción inestimable de los Shagrirei Israel –los alumnos de quinto año de la secundaria que a comienzos de 2018 participaron del plan Jail en Israel- se realizó una muy divertida y concurrida kermesse. Cada posta de juegos (en total 7, simbolizando los 70 años de nuestro joven Estado) representaba un sitio original y novedoso de una ciudad de Eretz Israel. El cierre de actividades encontró a alumnos y docentes disfrutando de la música y el baile típicos de la cultura judía, bajo el formato de una inmensa harkadá.


La secundaria, además de su intervención en los festejos de la primaria, vivió también una jornada plena de alegría y actividades alusivas a la celebración.

Bajo el formato de Flashmob, es decir, una reunión de grandes grupos de personas, en nuestro caso estudiantes y docentes, en un espacio amplio, para realizar determinadas intervenciones artísticas “relámpago” o muy rápidas, los más grandes de la escuela festejaron el cumpleaños de Israel cantando, bailando, elaborando productos artísticos y jugando al fútbol. El video del flashmob resultante de la suma de las actividades realizadas durante la primera parte de la propuesta –filmadas con un drone y otras cámaras– está siendo editado para constituirse en el saludo oficial de nuestro colegio en honor a los 70 años de la Mediná.


Los chicos del Gan y sus morot, por su parte, organizaron una gran fiesta de cumpleaños, con todos los condimentos y la alegría propios de este nivel educativo. La jornada comenzó con un rico y nutritivo desayuno israelí, en cada una de las salas. Luego continuaron juegos, globos, cantos, rikudim y el conteo, uno por uno, de los 70 años de Medinat Israel, que se corresponden con todos los dedos de las manos de ¡7 talmidim!

Tampoco faltó una gran torta, armada por todos los niños a partir de bombones de avena con dulce de leche, rebozados por ellos con grana azul y blanca, las velitas y el canto colectivo que sintetiza nuestro deseo hacia Israel y el pueblo judío todo: ¡Iom Huledet Sameaj! ¡Feliz cumple Israel!