Recordar la Shoá, celebrar la vida

Nuestra institución conmemoró Iom Hashoá Vehagvurá, el día en recordación de los caídos en la Shoá y, este año, el 75º aniversario del heroico Levantamiento del Gueto de Varsovia. Además de participar en el Acto Central de nuestra comunidad, llevado a cabo en el Teatro Real, la escuela secundaria en su conjunto se reunió en el Templo Ierushalaim para reflexionar colectivamente acerca de este tan doloroso capítulo de la historia del pueblo judío y de la humanidad toda.

Una de las premisas del encuentro se basó en pensar qué mensajes puede transmitir la nefasta experiencia de la Shoá para las nuevas generaciones. En este sentido, se observó un video que presenta un proyecto llevado a cabo en Israel, del que participaron 600 sobrevivientes de Shoá con sus hijos, nietos y bisnietos para entonar la emblemática canción Jai que, como se infiere desde su título, celebra la vida. Así, surgió la certeza de que las víctimas de la Shoá, con su muerte nos han legado un mandato de vida.

A continuación, los estudiantes y morim presentes nos emocionamos hasta las lágrimas con el testimonio directo de la hija de un sobreviviente del Gueto de Lodz, nuestra querida morá Sarita Sosnowski. Sarita nos compartió el relato de sus vivencias acerca de la historia de su familia y de su viaje a Polonia para reconocer el “Schtetl” (aldea) natal de su progenitor, visitar los museos y otros espacios que registran el esplendor y la destrucción de la otrora pujante y muy numerosa comunidad judía de ese país, que jamás resignó –como enuncia el Hatikva- la esperanza de ser un pueblo libre en nuestra tierra de Tzión y Ierushalaim.