La kitá de dos aprende a percibir el mundo

Las morot de la sala de dos años del Gan han desarrollado un proyecto que se propone ofrecer a los niños variadas oportunidades para interactuar y explorar el mundo que los rodea a partir de su cuerpo y sus sentidos, percibiendo sensaciones y promoviendo el conocimiento de su entorno cercano.


A tales fines, llevaron a cabo experiencias con aprendizajes diversos: para construir identidad e interacción con otros, para el desarrollo corporal y motriz, para el reconocimiento del ambiente, y para la expresión y la comunicación. Entre las múltiples actividades lúdicas y creativas realizadas merecen mencionarse: dáctilo pintura con diferentes materiales, dibujo en bolsitas sensoriales de papel celofán, exploración de textura de diversos objetos, gallito ciego de los sabores, preparación y degustación de ensalada de frutas, heladitos y licuados, preparación de limonada con limones del árbol del jardín, descubrir aromas en cajitas, exploraciones con gelatinas, hacer ruidos y hacer “silencios”.


¡Felicitaciones a los chicos y a sus morot por tantos y tan enriquecedores aprendizajes!