Macarena Traktman, abanderada en valores y conocimientos

Hace muy pocas semanas informamos de la satisfacción de toda nuestra comunidad educativa por el honor de que nuestro ex alumno Federico Liberman haya recibido la bandera de la Universidad Nacional de Córdoba en una ceremonia de colación de grado. Hoy nuestro orgullo y alegría se hacen extensivos a otra egresada de la escuela israelita, Macarena Traktman.


Macarena terminó sus estudios secundarios en nuestro Instituto General San Martín en 2012, siendo una alumna destacada por su altísimo rendimiento académico –fue portadora de la bandera argentina- y muy apreciada por sus compañeros y morim por sus enormes virtudes y valores humanos. Actualmente, está realizando su tesis de Licenciatura de Antropología de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba, con un promedio final de 9.74, que la hizo merecedora del honor de portar la bandera de la Universidad.


Leamos el testimonio de sus vivencias actuales y de su paso por nuestra escuela:


“Hoy miro atrás y pienso en mi paso por nuestro colegio, por nuestra universidad, en mi formación y experiencia, y las palabras se entremezclan con emociones y recuerdos, porque hay tanto para decir. Pero algo es seguro: todo lo que he logrado es gracias a las personas que acompañan mi camino de alguna u otra manera. La familia, los primeros en sostenerme después de cada tropiezo. Los que estuvieron en cada acierto, y los que me empujan con más fuerza para seguir persiguiendo lo que me hace feliz. Los amigos, mis amigos: de la vida, la comunidad, y la facultad, porque están incondicionalmente.


Nuestro colegio, nuestros morim, nuestros profes. Es increíble cómo han marcado mi camino, y cuánto me han dejado en valores. Tuve el enorme privilegio de poder formarme en los tres niveles educativos de nuestra escuela. Cada uno de ellos fue muy importante. No sólo el nivel académico de nuestras instituciones es excelente, sino también y más transcendental aún, lo humano. El paso a la Universidad es siempre complejo para todos. La decisión de elegir una carrera, de ser un profesional es un momento clave, y muchas veces solitario. Sin embargo nunca me sentí sola. Porque la clave, como muchos de ellos me enseñaron, es elegir lo que te haga feliz, lo que te guste, lo que te imagines siendo. Y así fue.


Nuestra Universidad: publica, gratuita y laica. Dónde somos quienes decidimos ser por convicción, dónde aprendemos sin límite. Es algo nuevo, diferente, y sin duda implica mucho esfuerzo dedicación y compromiso. La carrera que elegí, me presentó docentes generosos y dedicados con su labor. Me dio amigos y compañeros incondicionales. Me desafió a concretar sueños. Me regaló horas de estudio, de estrés y de merecido descanso. Me presentó muchas oportunidades y muchos premios también. La Antropología fue una gran maestra en mi vida, y me dio más de lo que podría haber soñado.


Me gustaría agradecer a nuestra kehilá por todo el apoyo que nos brinda como estudiantes, desde el momento que entramos al Colegio, hasta que egresamos de él”.


Gracias a vos Maca, es seguro que le entregaste a tu escuela, compañeros y profesores tanto como lo que sentís que la comunidad educativa te ha brindado. Un futuro profesional brillante te espera, y las puertas de nuestra institución siempre estarán abiertas para recibirte.