Iom ierushalaim, una fiesta con nuestro nombre

Mucho se ha dicho y escrito sobre Ierushalaim, que es casi imposible ser original en adjetivos sobre nuestra ciudad sagrada. El Hatikva finaliza con su nombre bajo la consigna y esperanza dos veces milenaria, hoy felizmente concretada, de ser un pueblo libre en esta tierra, la misma del Rey David, auténtico Patrimonio de la Humanidad. Recordemos que nuestro Gan y el Beit Midrash de la escuela también llevan su nombre.


Este año, en ocasión del cincuentenario del Día de Jerusalem, la escuela organizó un importante festejo, que quedará grabado a fuego en la memoria de todos los presentes.


Los chicos del Gan disfrutaron de un video referido a la capital eterna de Israel, que mostraba en simultáneo animaciones sobre Ierushalaim, sus sitios y su historia, junto a una orquesta, musicalizando las hermosas imágenes proyectadas. Además, armaron una gran réplica del Kotel Hamaraví (el Muro de los Lamentos), al que le insertaron los deseos de las familias del Gan.

Los alumnos de los niveles primario y secundario en forma conjunta, organizaron una representación teatral sobre Ierushalaim, desde su conquista por el Rey David hasta nuestros días, mostrando cuadros con los principales sucesos de esta larga historia.


Como si lo anterior no fuera suficiente, la escuela recibió al famoso y muy querido compositor y cantante israelí David Broza, llegado especialmente a la Argentina y a nuestra Córdoba, para realzar este evento.


De David conocemos su trayectoria artística impecable y su activismo en defensa de los valores judíos, que también son universales, como la convivencia pacífica entre los pueblos y la protección a la infancia. Nuestros alumnos ya conocían su repertorio musical y se entabló entre ellos y el cantante un vínculo de afecto muy particular, que se extendió al resto de los presentes: morim y autoridades de nuestra kehilá y otras instituciones judías locales.


La clásica canción Ihié Tov (Estará todo bien), entonada por David, selló la relación de cariño y admiración por este compositor y puso broche al homenaje a nuestra ciudad de oro.