Un día de la Familia muy fogoso

El domingo pintaba gris, nublado y bastante fresco, pero las condiciones climáticas no impidieron que el Gan festeje, como todos los años y con gran entusiasmo, el día de la Familia.

En esta oportunidad, el evento coincidió con la festividad judía de Lag Baomer, por ello la celebración se nutrió de contenidos de este alegre Jag.


Las familias fueron recibidas con criollitos y mate cocido muy caliente para contrarrestar la baja temperatura reinante. A continuación, los morim representaron la historia de amor entre Rabi Akiva y Rajel, despertando la hilaridad de todos los presentes e invitándolos a reflexionar acerca de la importancia, para el pueblo judío, del estudio.

La jornada continuó con una competencia entre grupos de familias, con juegos referidos a diversos temas de Lag Baomer: el fuego, una mesa de picnic, destrezas como la puntería y la posibilidad del casamiento (recordemos que en Lag Baomer se corta la imposibilidad de la unión judía durante los días del Omer).

El final, compensando el clima destemplado, sobrevino con una harkadá a cargo de Julieta Daniel, mamá del Gan, y el encendido de una simbólica medurá (fogata).


Agradecemos a los papás, abuelos, tíos y demás familiares que participaron y se divirtieron junto a los chicos, así como también a todos los morim del Gan que participaron de la preparación y concreción de este gran evento que demuestra, una vez más, que todos juntos conformamos una gran familia.