Monstruos buenos

Una temática difundida en el universo de los niños, al mismo tiempo motivo de fascinación y de miedo, común en las historias, en los libros infantiles y en las películas, a veces graciosos, pero también generadores de miedos y sustos. Los monstruos, seres mitológicos y curiosos, son el asunto de un proyecto muy especial en segundo grado de la primaria.


A partir de la película Donde viven los monstruos, adaptación del libro clásico de Maurice Sendak, los chicos desarrollan una serie de actividades durante la primera mitad del año. Esta semana, cada uno creó su propio personaje monstruo y le atribuyó características físicas y super poderes: algunos pueden volar, otros corren muy rápido, mientras hay también los que saltan altísimo. En sus cuadernos, también dibujaron y pintaron los seres extraños que crearon.

El próximo paso es construir un gran personaje monstruo en la kita para que acompañe a los alumnos durante todo el año. El proyecto - cuentan los propios niños – hace ver que no todos los monstruos son malos, sino todo lo contrario. Sienten miedo y pueden ser compañeros, amigos, tener el poder de la super generosidad… ¡Y por eso hay que temerles!