Juegos matemáticos, un desafío en sexto grado

A principios del año lectivo, los morim tienen la tarea de hacer un diagnóstico de lo que recuerdan los alumnos sobre los contenidos aprendidos en el año anterior. Hay muchas formas de realizarlo - ejercicios, tareas de casa, exámenes… pero para el sexto grado, ¡eso sería aburridísimo! Por eso, las morot inventaron una forma divertida y creativa de ver cómo está el nivel de matemática de los chicos: con juegos y actividades alternativas

Nada de sentarse mirando hacia el pizarrón. En grupos de cinco, los alumnos sacaron fichas de una cajita de sorteo que corresponden a una tarjeta con un desafío matemático. Después del primer desafío completado, sigue otro, y otro, y uno más… hasta llegar al nivel más difícil.

La morá Dani, directora del nivel primario, explica que “la estrategia del juego se volvió principal hoy en día, porque los chicos aprenden mejor así. Cada uno hace su tarea igual, y encima lo pasan bien”. Según la morá, hay muchos estudios que comprueban que cuando uno está disfrutando puede retener mejor el contenido, por eso en la escuela usamos siempre esa técnica.


¡Que los alumnos sigan divirtiéndose en su último año de primaria!