El día del revés…

¿Qué pasaría si un día viajas en el tiempo 365 días hacia el futuro? ¿Y si ocurre lo mismo, trasportándote al pasado? En esta oportunidad, los chicos de primer grado y kitá de cinco intercambiaron su lugar de clases durante unas horas: así los talmidim más grandes volvieron al jardín para recordar su paso por allí y los más pequeños tuvieron su tiempo en el primario donde, junto a sus morot, exploraron las instalaciones y estrenaron su remerita de “Egresaditos”.


Un día especial pasaron los cuarenta alumnos de la kitá más grande del Gan Ierushalaim. Por un lado, recibieron, por parte de sus familias, la remera de su egreso del Jardín en un acto emotivo muy colorido. Por otra parte, si bien no era la primera vez que ingresaban al Primario a conocerlo, sí fue su debut en una de las kitot de primer grado, el lugar que los cobijará durante el año 2017.


Allí los recibieron las morot Nati y Vivi, quienes, entusiasmadas y con ternura, les presentaron los diferentes elementos que hay en la kitá, y a través de una mochila modelo, ejemplificaron las materias que estudiarán el próximo año, los libros que utilizarán para aprender a leer y escribir, los útiles que manipularán, etc.



“Estaban muy felices por llegar al Primario, miraban todo con mucho detenimiento en la kitá: los rincones, las diferentes esteras, etc. Cuando les mostramos la mochila de primero, su alegría desbordó. Les llamó la atención que todos los días iban a tener Hebreo, ya que en el Gan es sólo una vez a la semana. También les sorprendió mucho el pizarrón tan grande. En un momento, preguntaron: “¿Por qué hay un cuaderno azul y otro amarillo en la mochi?”, y les respondimos que el azul corresponde a hebreo, y al amarillo lo usarán en inglés.