Día del maestro, festejos y reconocimientos

Los festejos y celebraciones por el día del Maestro no pasaron desapercibidos en el Colegio Israelita San Martín. Actos, emociones, despedidas, capacitación, regalos y bailes colorearon de alegría y entusiasmo a los Morim de todos los niveles.

El primer festejo estuvo organizado por los alumnos de cuarto grado a través de una teatralización del paso de un alumno por los seis años del Primario, detallando cada suceso y experiencia que lo atravesaron, por ejemplo: aprender a leer y escribir, la caída de un diente, el nacimiento de un hermanito, la exploración de las Ciencias Naturales, reflejando que siempre hay un moré o una morá que los acompaña y acobija en sus penas y alegrías. Además, deleitaron a sus compañeros, morim y padres con el “RAP PARA LA MORÁ”, como regalo para todos los educadores en su día.


Por otra parte, se realizó la segunda Jornada del Programa Nacional de Formación Permanente con los docentes de los tres niveles educativos, dando continuidad a las preparaciones y espacios de formación que planificaron los directivos de la institución.

Una vez culminados los talleres, el equipo directivo preparó un agasajo a los más de cien docentes que educan día a día a nuestros niños y jóvenes, con un refrigerio y una clase de ZUMBA, dirigida por el profesor Gonzalo Agüero. Durante cuarenta minutos, se bailó y se disfrutó de poner el cuerpo en movimiento, compartiendo un momento de camaradería y goce

El Consejo Escolar, representado por Ariel König, estuvo presente acompañando la iniciativa de los directivos, docentes y auxiliares de la institución. “Según la tradición judía, sobre tres pilares se sostiene el mundo: Torá (el estudio), Avodá (el trabajo) y las Guemilut Jasadim (las buenas acciones); el trabajo de cada uno de ustedes refleja el interés y la convicción de educar en esas tres consigas. Valoramos enormemente la tarea que ustedes realizan y les agradecemos por el cariño que tienen por nuestra institución”.


Por último, se realizó un reconocimiento a la vicedirectora del primario Nora Ruda, quien a fines de septiembre obtendrá su jubilación, luego de más de cuarenta años de labor educativa en nuestra escuela. La Directora General, Mg. Nora Alterman dedicó unas palabras de agradecimiento y valoración por la impecable trayectoria profesional de Nora Ruda en este ciclo que se cierra. Destacó el invalorable aporte, primero como maestra y luego como vicedirectora, al crecimiento de la escuela, desde un compromiso cotidiano en pos de la mejora de la educación de nuestros niños. Saludamos a Nora con todo nuestro cariño y le deseamos muchos éxitos en la nueva etapa que pronto comenzará.