Uno cosecha lo que siembra…

Este refrán popular es el que guía el proyecto “Huerta Escolar”, donde los alumnos de tercer y cuarto grado del Primario ponen manos a la tierra y establecen vínculos con la naturaleza.


Esta propuesta se viene trabajando año tras año con los alumnos para incentivarlos a valorar los recursos naturales y a cuidar la tierra, como así también promover una alimentación más saludable.

Durante los meses de Mayo, Junio y Julio se realizó el acondicionamiento del lugar de cultivo y el desmalezamiento del terreno. Con sus propias manos, los talmidim prepararon la tierra para dar comienzo a la siembra de lechuga, acelga, rabanito y rúcula. El registro semanal fue muy importante para medir las alturas, comparar qué plantas crecen más rápido, cuál necesita más agua, cuál más sol...


En el mes de Agosto llegó el momento esperado: la cosecha. En esta instancia se llevaron algunas verduras a la cocina para preparar unas ricas ensaladas que se sirvieron como guarnición en el almuerzo.

Además, se revalorizaron los espacios verdes del patio de juegos, plantando diferentes tipos de flores y plantines en los canteros, y cultivando plantas aromáticas y especias.


¡Felicitaciones a los pequeños jardineros y horticultores!