Recorriendo Alta Gracia

Además de destacarse por la “Feria Anual de las Colectividades”, la ciudad de Alta Gracia tiene un bagaje cultural e histórico muy atrapante. Hacia aquel destino, nuestros alumnitos de sala de 5 años del Gan Ierushalaim se dirigieron acompañados por docentes y padres.


El Museo Nacional Estancia Jesuítica y Casa del Virrey Liniers es un museo que se encuentra ubicado en lo que fuera la residencia jesuítica del siglo XVII, que formaba parte de la Estancia de Alta Gracia. En el año 2000 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.


Nos recibieron en la puerta dos personas vestidas con ropa de la época. Nos trasladaron por los pasillos y corredores del museo y nos explicaron con ayuda de títeres y una maqueta gigante, la forma de vida de los jesuitas. Además, a través de una dramatización de una guía, conocimos los elementos con los que se cocinaba, las comidas típicas de la época y la relación que tenían los jesuitas con los dueños del hogar.

Desde estos vínculos entre esclavos y patrones, las morot pudieron profundizar los conceptos de esclavitud y libertad, que también fueron trabajados con los alumnos en la celebración de Pesaj.

Luego del recorrido, disfrutamos de una merienda con una vista del paisaje de la ciudad y volvimos al Gan con grandes aventuras para relatarlas a nuestras familias.


¡Compartimos las fotos de este gran Tiul!