El factor sorpresa


Aún así, el desafío de los morim es continuar sorprendiendo a los chicos con propuestas recreativas y divertidas en el inicio de las actividades escolares. Esta consigna quedó plasmada el pasado martes 1 de marzo, en el inicio de clases del primario.


La jornada comenzó con un acto inaugural con gran concurrencia, acompañados por muchos miembros de la comunidad educativa; luego continuó con diversas actividades dictadas por los morim en cada kita, con el objetivo de estrechar vínculos entre alumnos y docentes y conocer las propuestas que cada moré desarrollará a lo largo del año.


En el horario de contraturno, las misses de inglés tuvieron una intervención muy especial que sorprendió a todos los alumnos con una gran batucada y desfile a lo largo del salón, con mucho ritmo y alegría. Bajo el lema “Wake up to learning” (despiértate a aprender), el equipo conformado por diecinueve docentes, planificaron un primer día con un montón de sorpresas que provocaron en los chicos el disfrute y la diversión necesarias para terminar un grandioso día.




Los comienzos de ciclo lectivo siempre están llenos de emociones.


Los chicos se encuentran expectantes por reencontrarse con sus compañeros de grado, conocer a sus nuevos morim, entrar a una kitá diferente a la del año anterior, jugar en el patio durante el recreo, cantar y bailar por los pasillos, y un sinfín de acciones que alegran y acompañan a los niños en su primer día.