Acantonamiento de primer año

Como corolario del Proyecto “Vida en la Naturaleza”, nuestra escuela tiene programada una serie de actividades desde el área de Educación física. La organización de campamentos es una de esas actividades, por cierto, muy festejada y esperada por los alumnos de los primeros cursos.

Tal fue el caso de lo sucedido el pasado fin de semana con los alumnos de 1º año. El día jueves nos reunimos en el cole bajo una hermosa y copiosa lluvia matutina… emprendimos el viaje hacia Altos de los Gigantes, un hotel de montaña ubicado cerca del macizo del mismo nombre, en la Pampa de Achala. En el camino, hicimos una parada en la localidad de Tanti para que los chicos pudieran hacer tirolesa. Se tiraron todos, inclusive aquellos que tenían un poco de dudas por su temor a la altura. Hasta María Noel, la preceptora, que ante el pedido insistente de sus alumnos accedió a hacerlo! Una vez terminada esta actividad seguimos nuestro camino hacia el hotel… que nos esperaba con una fuerte niebla pero con un muy buen fuego para entibiar nuestros cuerpos. Para coronar la mañana almorzamos una riquísimas milanesas con puré!!!

El mal clima hizo que no pudiéramos realizar algunas de las actividades programadas, como el rapel y la escalada. Sin embargo, esto se resolvió con actividades recreativas dentro del hotel. Por la noche, nos sirvieron unas buenas pastas para alimentar el cuerpo. Una nota de color, muy alegre, fue el festejo del cumpleaños de Micaela, en el que juntos cantamos para desearle toda la felicidad.

Nos acostamos a dormir, algunos más temprano que otros. Nos despertamos con un sol radiante, pero con un clima que aún seguía siendo inestable… Salimos a caminar y pudimos interiorizarnos, junto a nuestro guía Franco, acerca de la reserva hídrica de Pampa de Achala, sobre las eras geológicas en que se formó el macizo de los Gigantes y hasta los habitantes que rondaban estas sierras conociendo algunos aleros que usaban de paso los comechingones. Almorzamos y nos predispusimos al descenso hasta Córdoba… contentos por volver a “dormir en mi cama y a la leche que me hace mi mamá”, como dijo Luciana Lijtinstens….

Con la sensación de que dejamos mucho por hacer, pero que aprendimos y compartimos muchas vivencias nuevas….terminó el acantonamiento de 1º año.