El viaje al norte, una experiencia para toda la vida

Los chicos de quinto año A y B, viajaron al norte de Argentina y volvieron llenos de conocimientos y nuevas experiencias. El viaje fue planeado en conjunto entre el área de Ciencias Naturales y el área de Economía y Administración con el objetivo de investigar y ampliar conocimientos en las diferentes materias desde la vivencia.


Durante el viaje, los estudiantes junto al preceptor Gastón Litvinoff, la Coordinadora Mariana Mizrhaji y los profesores Micaela Felsztyna y Sergio Leunda, recorrieron Tucumán, Salta y Jujuy, cada uno de ellos con un objetivo académico específico de su área. Los principales lugares que visitaron fueron la ciudad de Salta, la zona de Tilcara y Humahuaca y el bellísimo pueblito de Purmamarca con su cerro de los siete colores. En cuanto a establecimientos de interés cumplieron con el programa establecido que incluyó: el Observatorio Astronómico “Ampimpa”, la bodega de vinos en Cafayate, una Cooperativa de producción de alimentos para celíacos y una empresa empaquetadora de Limones.


“Me gustó mucho, estar en esos lugares con mis amigos fue algo muy bueno. Aprendimos un poco de todo. En la cooperativa de celíacos por ejemplo pudimos ver cómo producían productos libres de gluten y cómo funciona bien una organización de este tipo”, Matías Lamisovsky


“En el viaje en general fueron muchos lugares los que conocimos. Pero lo que más me gustó fue cómo la pasamos como grupo, cada vez nos unimos más. Yo no conocía el norte y me encantó, es otra realidad, la vida es muy distinta allá y acá. En el observatorio de Ampimpa, que estábamos en el medio de la nada, podíamos ver toda la ciudad y el paisaje con la suerte de que estaba despejado”, Camila Sued


Antes de viajar, cada curso elaboró una guía de estudio para realizar en el viaje; se dividieron en diferentes grupos y cada equipo abordó una de las organizaciones que visitaron, tanto las formales como Ampimpa o informales como los emprendimientos artesanales de Jujuy. Los alumnos recabaron la información necesaria para completar la muestra fotográfica armada por ellos mismos que será exhibida en una presentación final en los pasillos de la escuela en los próximos días. Se interiorizaron, por ejemplo, sobre qué tipos de recursos utilizan los distintos establecimientos, cómo se organizan, cuántas personas trabajan en cada uno y qué horarios cumplen los trabajadores.


“El viaje estuvo muy bueno. El observatorio de Ampimpa donde estuvimos con Alberto, el guía, fue de lo que más me gustó. Ahí él nos explicó cómo se forman las galaxias. Pasamos toda la tarde, vimos la puesta del sol, Saturno y la luna a la noche. Dormimos en unas cabañas ahí y nos levantamos a las 5 de la mañana para ver el amanecer. Después también me gustó mucho ver el paisaje del cerro de los siete colores y conocer las máquinas gigantes y la empresa de la empaquetadora de limones. Como grupo nos llevamos muy bien, es más, los coordinadores y profesores nos felicitaron a la vuelta y nos dijeron que estaban muy orgullosos de nosotros. Además, antes de viajar hicimos muchas actividades para recaudar fondos y logramos cubrir el gasto de los chicos que no podían viajar para que fuera todo el curso. Creo que este viaje es muy importante porque conocimos otra forma de vida y cómo son las personas en otras ciudades de nuestro país”, Matías Scheck

Contenidos académicos involucrados


Formaron parte de esta actividad las materias de Ciencias de las dos áreas. Desde Ciencias Naturales, se enfocaron en Ampimpa, el estudio de la fauna, la flora y el clima de toda la región del noroeste argentino. En Administración, trabajaron sobre la Responsabilidad Social Empresaria (RSE) que forma parte de una unidad completa de quinto año en esta materia. Analizaron qué acciones de RSE realiza cada una de las organizaciones y si no las tenían, pensaron en propuestas. También se involucró Economía, ya que estudiaron el número poblacional, los indicadores demográficos, las actividades productivas y las formas de organización de esta región del país.


“Hacer este viaje en quinto año es importante porque los alumnos afianzan el sentido de identidad con la escuela y comparten entre ellos espacios fuera del colegio para llegar más unidos a sexto año. Debemos recalcar el esfuerzo que hicieron los estudiantes por ayudar a sus compañeros que no podían viajar. Los vi muy interesados. Realmente es un grupo excepcional, todo lo que se proponía ellos estuvieron dispuestos a hacerlo. Se levantaron temprano, hicieron todas las actividades y expresaron mucho afecto a los docentes por la ayuda”, Mariana Mizraji


La verdad, estuvo muy lindo el viaje. La experiencia educativa fue muy buena porque pudieron conocer de todo, tanto desde el área de gestión como de naturales. Fue una excelente oportunidad para que los chicos conozcan el norte ya que la mayoría nunca había ido. Además fortaleció el vínculo grupal, si bien ellos son muy unidos, en estos viajes se fortalece. Se portaron excelente y hubo noches en las que terminamos las actividades cansados pero igual nos quedábamos a jugar al quemado o al fútbol todos juntos en el playón del hotel”, Gastón Litvinoff