De padrinos y ahijados… en el último mes del año


Jodesh Elul nos regala la posibilidad de hacer una pausa y reflexionar mientras escuchamos cada mañana el sonido del shofar que nos conduce lentamente hacia el nuevo año que se aproxima.

En este clima de cerrar un ciclo y comenzar otro, se unen los padrinos de sexto grado con sus ahijados de primero. La primera semana del mes de Elul sus morot del Área Judaica les propusieron estudiar juntos las mitzvot que caracterizan esta etapa de nuestro calendario. Primero los pequeños fueron a la kitá de los mayores y luego se convirtieron ellos en anfitriones. Compartieron contenidos judaicos, entendieron juntos el valor de la Tshuvá (arrepentimiento), la Tzdaká y la Tfilá (oración) y cantaron enseñándose unos a otros los “shirim” aprendidos en lo que va del ciclo lectivo. Como dice la canción: “Hine ma tov uma naim shebet ajim gam iajad” (Nada mejor ni más agradable que compartir entre hermanos…. En este caso entre padrinos y ahijados)