¡Nuestra propia huerta!

Nuestros alumnos de cuarto grado del nivel primario una vez más pusieron manos a la tierra y dieron comienzo al proyecto de Huerta Escolar. Junto a sus morot, trabajan arduamente como “horticultores” y se ponen en contacto con la naturaleza a través de esta iniciativa.

Durante la semana del 11 de mayo iniciaron la primera fase de desmalezamiento de la tierra. Con sus propias manos, los talmidim ya prepararon la tierra para comenzar con la siembra de lechuga, acelga, rabanito y rúcula. “A medida que cada una de las especies vayan creciendo, los chicos van a ir midiendo las alturas, van a ver qué plantas crecen más rápido, cuál necesita más agua, cuál necesita más sol”, nos cuenta Nora Ruda, Vicedirectora.

Una vez que esté todo listo, llegará el momento más esperado: la cosecha. En esta instancia, se llevan las verduras a la cocina para preparar - como ya lo hicimos el año pasado- unas ricas ensaladas que se servirán en el almuerzo del colegio.

A través de esta propuesta, que se extenderá a lo largo de todo el año, incentivamos a los alumnos a volver a valorar los recursos naturales y a cuidar la tierra, como así también promovemos una alimentación más saludable. “A los alumnos les fascina. Es un trabajo muy lindo porque cosechan lo que ellos mismos sembraron, cuidaron y regaron durante mucho tiempo”.


huerta (2).jpg

huerta (3).jpg

huerta (6).jpg

huerta (1).jpg

huerta (4).jpg

huerta (5).jpg